• Facebook Basic
  • Twitter Basic
  • Vimeo Basic

AMOR FATI O CÓMO LLEGUÉ A OPERARME DE GLAUCOMA

En clave de farsa negra y con un estilo fresco e irreverente, Amor Fati es la aventura de una adolescente que recorre los rincones de su historia familiar para llegar a entender por qué padece una enfermedad considerada la segunda causa de ceguera en el mundo.

De ese peculiar mundo recreado a partir del recuerdo, o del recuerdo de recuerdos, forman parte el fenómeno de las migraciones dentro de España, el retorno de la democracia, un padre que se parece a Camilo Sesto, la gentrificación, Julio Iglesias, abuelos que lloran en silencio y abuelos que lloran berreando, Puig Antich, la suprasexualidad, la comida como unión y Los Chunguitos en una lluvia de colirios.

Premio Francisco Nieva 2017 a mejor texto teatral

Descargas

Ficha Artística

AUTORÍA Y DIRECCIÓN
Yaiza Ramos


INTÉRPRETES
Cristina Bertol 

Horten Soler

Rodrigo Sáenz de Heredia

Estrella Olariaga


ESCENOGRAFÍA Y VESTUARIO
Nacho Nava y La Azabache


DISEÑO DE ILUMINACIÓN
Raúl Prados y La Azabache


 

DISEÑO DE SONIDO
Nacho Rodríguez  

La Azabache


PRODUCCIÓN
La Azabache 

Elena Lara-Cortés

Pinar Bermudo


PRENSA Y COMUNICACIÓN
Hugo Álvarez Domínguez

 

Trailer

La Compañía

La Azabache es una compañía afincada en Madrid que nace en 2017 con el propósito de llevar a escena el texto Amor Fati o Cómo llegué a operarme de glaucoma. Con una pieza con tanta necesidad por ser contada, el equipo no duda en brindar su tiempo y esfuerzo para tratar de encontrar un lenguaje con el que llegar al público actual. Es en el marco de una residencia artística en DT Espacio Escénico ( Madrid) donde tiene lugar el proceso de investigación y creación que da como resultado la obra. Tras su estreno en dicho espacio el 30 de Noviembre de 2017, el espectáculo es programado en Nave 73 y en Teatro de las Culturas, haciendo temporada en ambas salas madrileñas en abril y julio de 2018.

 

Con este primer texto de Yaiza Ramos, galardonado con el Premio Francisco Nieva 2017, la autora y directora comienza a definir un estilo propio que mezcla diversos géneros teatrales, apostando por el humor negro, la palabra y el virtuosismo actoral.